Muere turista sudafricano en Ejea de los Caballeros aplastado por elefante mientras fotografiaba manada

Muere turista sudafricano en Ejea de los Caballeros aplastado por elefante mientras fotografiaba manada

Un turista español, residente de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), perdió la vida el pasado domingo al ser aplastado por un elefante mientras intentaba fotografiar a una manada durante su visita a un parque nacional en Sudáfrica, según informaron medios locales.

El delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, confirmó que «en Sudáfrica, un residente de Ejea fue atacado por un elefante el pasado domingo y falleció», agregando que la embajada envió a alguien a Pretoria, la ciudad más cercana al lugar del accidente, «para hacerse cargo del cuerpo y poder repatriarlo».

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmaron a Europa Press la muerte de un español en Sudáfrica y precisaron que la Embajada en Pretoria ya está en contacto con la familia del fallecido para ofrecer la asistencia necesaria en estas circunstancias, sin entrar en detalles.

El fallecido, un hombre de 43 años, estaba viajando con otros tres turistas en un vehículo visitando la Reserva de Caza Pilanesberg en Rustenburg, provincia del Noroeste, según informó la emisora pública sudafricana SABC, citando fuentes policiales.

Según los informes, el grupo se encontró con una manada de elefantes, incluidas varias crías, y el hombre salió del vehículo. Mientras se acercaba a pie a los elefantes para tomar fotografías, uno de los animales chocó contra él y lo aplastó.

El portavoz de la Policía del Noroeste, Sabata Mokgwabone, explicó al medio citado que «el hombre iba con su prometida y otras dos mujeres en su propio vehículo». «Los compañeros, todos ellos de Boksburg, en Johannesburgo, no resultaron heridos», añadió.

Fuentes del Parque Nacional Pilanesberg, citadas por el medio local «El Ciudadano», recordaron que se trata de animales salvajes. «No puedes simplemente bajarte de tu vehículo y acercarte a un animal», advirtieron, señalando que al acercarse para tomar una foto o un «selfie», los animales pueden ver a la persona «como una amenaza o un invasor de su territorio», lo que «podría tener graves consecuencias».

Este parque, el cuarto en Sudáfrica, está ubicado a tres horas en coche de Johannesburgo, según se explica en su página web, donde se destaca que se pueden observar en estado salvaje a los «cinco grandes» del continente, es decir, elefantes africanos, rinocerontes negros, leones, leopardos y búfalos cafres.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *