México extenderá red de trenes hasta frontera con EU.

México extenderá red de trenes hasta frontera con EU.

México tiene planes de expandir su red ferroviaria de pasajeros hacia el norte con nuevas líneas que conectarán la Ciudad de México con la frontera de Estados Unidos y Guadalajara, la segunda ciudad más grande del país.

La presidenta electa Claudia Sheinbaum anunció el miércoles que se planean tres nuevas líneas ferroviarias que aprovecharán los derechos de paso actuales de los trenes de carga para construir vías paralelas de trenes eléctricos de pasajeros que podrán viajar a una alta velocidad de hasta 160 kilómetros por hora y estarán cerrados, es decir, entre muros.

«Nuestro objetivo son trenes similares al Tren Maya que se dirijan al norte», dijo Sheinbaum.

Se estima que los costos iniciales alcanzarán los $26.000 millones, una cifra que parece pequeña si se compara con la inversión en el Tren Maya, el megaproyecto de más de 1.500 kilómetros que aún no se ha completado y que ya ha representado una inversión de más de $30.000 millones.

Una de las líneas irá desde la Ciudad de México hasta Querétaro, San Luis Potosí, Monterrey (la capital industrial de México) y terminará en Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con Texas, en un recorrido de más de 1.100 kilómetros.

Otra línea conectaría Querétaro con Guanajuato y Guadalajara, y potencialmente se extendería por la costa del Pacífico hasta Nogales en la frontera con Arizona, aunque Sheinbaum considera que este tramo adicional podría no desarrollarse durante su administración, que comienza el 1 de octubre y finaliza en 2030.

La tercera línea ampliaría el tramo actualmente en construcción para unir la capital desde el Aeropuerto Felipe Ángeles con Pachuca, que se encuentra a 90 kilómetros al norte de la Ciudad de México.

Sheinbaum explicó que se están revisando los derechos de vía en todos los nuevos tramos a construir para negociar con los actuales concesionarios, quienes mantendrán sus servicios de carga, y poder licitar la nueva obra lo más pronto posible una vez que comience su gobierno.

También se están realizando estudios para determinar qué tramos son los más solicitados por la ciudadanía, entre ellos las conexiones de la capital con Querétaro y Guadalajara.

«El objetivo es la conectividad de nuestro país manteniendo trenes de carga que tienen un enorme potencial… y eso significa generar empleos relacionados con obras públicas que incrementen la inversión privada», dijo el presidente entrante.

Sheinbaum ya anunció que las Fuerzas Armadas seguirán involucradas en el desarrollo de todos estos proyectos y que su objetivo es que los nuevos trenes se construyan también en México.

«Sería de la misma manera que se construyó el Tren Maya, en parte con ingenieros militares y en parte con empresas», dijo el lunes.

El Tren Maya, que conectará sitios turísticos en la Península de Yucatán, ha sido ampliamente criticado por su alto impacto ambiental y su incierto retorno económico.

El costo de este y otros ferrocarriles ha llevado a la administración de López Obrador a tener un déficit presupuestario de casi el 6% del Producto Interno Bruto.

Otros trenes de pasajeros de la actual administración cuya construcción aún no ha concluido son el que conecta el centro de la capital con el último aeropuerto y el que conecta a la Ciudad de México con Toluca en el occidente.

La Asociación de Ferrocarriles Mexicanos no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *