Los coches eléctricos chinos deberán pagar más impuestos.

Los coches eléctricos chinos deberán pagar más impuestos.

La investigación realizada por la Comisión Europea ha concluido provisionalmente que la cadena de valor relacionada con los coches eléctricos chinos se beneficia de subsidios injustos, por lo que tendrán que pagar más impuestos para exportar a la UE.

En su investigación en curso, la Comisión ha llegado a la conclusión provisional de que la cadena de valor de los vehículos eléctricos de batería en China está injustamente subvencionada, lo que supone una amenaza económica para los fabricantes de la UE.

La investigación también examinó las posibles consecuencias y el impacto de las medidas en los importadores, usuarios y consumidores de coches eléctricos chinos en la UE. Basándose en las conclusiones de la investigación, la Comisión ha decidido imponer derechos compensatorios provisionales a las importaciones de vehículos eléctricos de batería procedentes de China.

En este sentido, la Comisión Europea ha comunicado a las partes interesadas el nivel de derechos compensatorios provisionales que pretende imponer a las importaciones de coches eléctricos chinos.

Paralelamente, la Comisión ha contactado con las autoridades chinas para discutir los hallazgos y posibles soluciones. Los derechos que la Comisión pretende aplicar a los tres productores de coches eléctricos chinos incluidos en la muestra son: BYD 17,4%, Geely 20% y SAIC 38,1%.

Otros fabricantes chinos de automóviles eléctricos que colaboraron en la investigación pero no fueron incluidos en la muestra estarán sujetos a un derecho medio ponderado del 21%. Todos los demás fabricantes de coches eléctricos chinos que no cooperaron con la investigación estarán sujetos a un impuesto residual del 38,1%.

Las conclusiones preliminares de la investigación antidumping de la UE indican que toda la cadena de valor de los vehículos eléctricos de batería se beneficia de manera injusta de los subsidios en China, lo que representa una amenaza clara para la industria de la UE.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *