La tasa de desempleo en España cae a solo un 6,5% desde 2019

La tasa de desempleo en España ha descendido hasta solo un 6,5% desde el año 2019

El desempleo en España ha disminuido significativamente, llegando a solo un 6,5% desde 2019

Desde el año 2019, la tasa de desempleo en España se ha reducido hasta solo un 6,5%

La tasa de desempleo en España cae a solo un 6,5% desde 2019

La tasa de desempleo en España ha descendido hasta solo un 6,5% desde el año 2019

El desempleo en España ha disminuido significativamente, llegando a solo un 6,5% desde 2019

Desde el año 2019, la tasa de desempleo en España se ha reducido hasta solo un 6,5%
La OCDE ha advertido a España de que las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI), que subió un 26% desde 2019 antes de la pandemia, apenas han tenido efecto en términos reales, reduciendo la inflación, quedándose el crecimiento en apenas el 6,5. %.
Así lo especifica el organismo internacional en el Informe de Empleo 2024, que cuenta con una ficha específica para nuestro país. El documento se centra en los salarios españoles, que se han quedado muy por detrás de otros estados miembros y siguen estando por debajo de 2019 en términos de poder adquisitivo.
La OCDE señala que los fuertes aumentos salariales en 2023 y 2024, superiores a las tasas de inflación, apenas lograron corregir los efectos del aumento de precios, por lo que los salarios «reales» son un 2,5% más bajos en el primer trimestre de 2024 respecto al cuarto trimestre del 2019.
«En cambio, casi la mitad de los países de la OCDE, incluidos los vecinos Portugal y Francia, han recuperado o han superado con éxito sus niveles de salario real anteriores a la crisis», detalla el documento.
Las previsiones de inflación para nuestro país, que se sitúan por encima de la media del entorno -anteriormente eran incluso inferiores- suponen «una barrera» para la recuperación de los salarios reales en el corto plazo.
La evolución de los salarios reales de todo el tejido productivo contrasta con la evolución del SMI, que experimentó una revalorización del 26% desde 2019, al pasar de 900 euros a 1.134 euros en catorce pagas.
Sin embargo, la OCDE señala que, en términos reales, su evolución es más pírrica: apenas han ganado un 6,5% de su poder adquisitivo, lo que estaría por debajo de la mediana de los países miembros de la organización.
Como aspecto positivo para el Gobierno, la organización reconoce que este aumento hasta el salario más bajo posible «no ha supuesto un desafío significativo para el crecimiento del empleo, que ha sido sólido durante todo el período».
En cuanto a las previsiones futuras de empleo, el documento recuerda que el desempleo en España es el más alto de todas las economías de la OCDE y, aunque todavía se crearán puestos de trabajo, este crecimiento será más lento. Las previsiones de la organización están por encima y por debajo del promedio de crecimiento del PIB, por lo que deben tomarse con cautela.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *