La situación en Baleares es crítica

La situación en Baleares es crítica

La presidenta del Gobierno, Marga Prohens, ha expresado su opinión de que «el problema de la acogida de menores no acompañados no se soluciona haciendo un reparto y hablando sólo de números sin poner otras medidas sobre la mesa», y ha advertido que Baleares «está cumpliendo la ley», pero su situación «es dudosa».

«Tenemos centros de atención a menores con una saturación del 650 por ciento. La situación en Baleares está al límite», insistió el líder del Ejecutivo regional, destacando que las islas se han convertido en «destinatarias» de la inmigración ilegal y ahora tienen «los peores datos de recepción en la ruta con Argelia de toda la historia de Baleares».

Y tras ese discurso, culpó al Estado de haber dicho que se trataba de «una cuestión lo suficientemente grave como para no haber convocado una conferencia de presidentes».

«Pido a esta singularidad de las Islas y al Gobierno de España que de una vez por todas dejen de imponerse y empiecen a escuchar», insistió Prohens, afirmando que la inmigración ilegal es «un problema de Estado, del Gobierno español», tratando de transferir a CCAA.

Cuestionado también por la reiterada amenaza de Vox a nivel nacional de romper los pactos autonómicos en las distintas comunidades donde gobierna con el PP o apoya a los «populares», el presidente balear aseguró que no había hablado con Vox a nivel autonómico sobre esto.

Al finalizar su intervención, Prohens lamentó que acudirán a la conferencia sectorial del miércoles «sin que haya habido un consenso ni una negociación previa con las comunidades», y por parte de Baleares analizarán y esperarán a ver cómo se desarrollará la reunión, teniendo en cuenta el «drama humanitario de Canarias», del que «no se puede dar la espalda», pero también reclamando «el respeto a las características de Baleares».

«Preguntado por el hecho de que un juzgado de Palma convocó a la Memoria de Mallorca y a los familiares de Picornell y Pascual el 18 de julio para ratificar la denuncia contra el presidente del Parlament, Gabriel Le Senne, el líder balear evitó entrar en las valoraciones.

«En este tema he sido muy fuerte. Respeto todos los procedimientos y a todos los partidos y dejaré que la oposición siga actuando como oposición y seguiré trabajando», afirmó el presidente.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *