La Policía Nacional investiga los hechos, no sigue a la gente.

La Policía Nacional investiga los hechos, no sigue a la gente.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlasla, ha negado las acusaciones realizadas por el cantante Nacho Cano a la Policía Nacional tras su detención por presunta contratación de inmigrantes mexicanos para su nuevo espectáculo musical. Cano calificó la detención como un «operativo policial orquestado», y el titular de Interior respondió este miércoles en Ceuta garantizando que «la Policía Nacional no persigue a las personas», sino que se limita a «investigar los hechos».

En una rueda de prensa con motivo de su visita a la ciudad autónoma, Marlaska mostró «la más absoluta crítica y oposición a manifestaciones de este tipo» porque suponen «poner en tela de juicio una institución de 74.000 hombres y mujeres, que «lo único que es trabajar dentro del sistema legal y garantizar la libertad y seguridad de todos nosotros y obviamente luchar contra cualquier acto o comportamiento que sea ilegal.»

El ministro precisó que respeta el «principio de presunción de inocencia» pero defendió especialmente la actividad del Cuerpo señalado por Cano, al que calificó como «una de las instituciones más valiosas» de España. «Y no se valora más por ningún motivo, sino por un trabajo absolutamente decidido y profesional para garantizar la libertad y la seguridad de todos los ciudadanos y perseguir el delito allí donde se cometa», añadió.

Marlaska ha destacado que la Policía «no persigue a la gente», sino que «la investiga, la forma y la lleva ante la justicia». «Evidentemente hay personas, pero hay hechos. Lo que se investiga son los hechos. No se investiga a las personas por ninguna circunstancia personal, razonablemente», subrayó.

Nacho Cano fue detenido ayer por la tarde por un presunto delito relacionado con el empleo de inmigrantes que se encuentran ilegalmente en España para su espectáculo «Malinche». En las primeras declaraciones ofrecidas por el artista calificó el hecho de “persecución política”.

«Se sacan las cosas de contexto para ir a por mí por el solo hecho de que apoyo a Ayuso: como ya fueron tras su novio, su hermano o su padre, al que dejaron soy a mí», explicó en rueda de prensa en el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo en Madrid.

El músico dijo que abandonó la comisaría a los diez minutos. «Me tomaron la huella digital y listo», dijo. «En una verdadera democracia, el juez decidirá si soy un delincuente o no, no la policía, que es el blanco», señaló, afirmando además que la Policía «va» hacia él.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *