Importantes molestias térmicas afectan a trabajadores españoles

Importantes molestias térmicas afectan a trabajadores españoles

Uno de cada cuatro trabajadores españoles realiza sus tareas con importantes molestias térmicas, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que sitúa a España como el segundo país con más trabajadores expuestos a riesgos relacionados con el calor después de Turquía.

En concreto, el porcentaje de trabajadores que afirmaron estar expuestos a altas temperaturas durante al menos la mitad de su jornada laboral ascendió hasta el 25% en España, justo por detrás del 26% de Turquía y por delante del 22% de Grecia, según la encuesta realizada en 2015 entre los trabajadores de Europa y Estados Unidos.

«Este porcentaje es muy superior a la media de la OCDE del 13%», señala el grupo de expertos sobre economías avanzadas, advirtiendo que, de media, otro 10% de los trabajadores han estado expuestos a altas temperaturas desde al menos una cuarta parte de su tiempo de trabajo.

Entre las regiones con mayor proporción de trabajadores que se quejan del calor entre los países analizados, junto a las regiones griega e italiana, destaca Murcia, con casi el 45% de los trabajadores, así como Asturias, con algo más del 40%, mientras que en Andalucía sería más del 30% de los trabajadores y en Extremadura y Valencia entre el 25% y el 30%.

Por otro lado, la organización con sede en París señala que las características sectoriales y ocupacionales ayudan a explicar gran parte de la variación entre países, ya que los trabajadores al aire libre (vendedores ambulantes, trabajadores de la construcción, agricultores y pescadores) se ven afectados especialmente en condiciones de calor (así como en frío), así como trabajadores de industrias de proceso y pesadas.

Asimismo, más allá de las características ocupacionales y el entorno laboral, la distribución geográfica de los trabajadores también influye. En este sentido, considera «preocupante» que las regiones donde los trabajadores ya reportan malestar por calor, típicamente muchas regiones del sur de Europa, sean también las que se espera que experimenten un mayor estrés por calor en las próximas décadas.

Algunos países, a menudo con la participación directa de los interlocutores sociales, han adaptado la legislación a desafíos específicos del cambio climático, señala la OCDE, destacando el desarrollo de programas e instrumentos específicos en países como Alemania, Lituania, Eslovenia y España.

Además, destaca que en algunos países, como Bélgica, Italia o España, las empresas pueden, bajo determinadas condiciones, utilizar mecanismos para preservar los puestos de trabajo en caso de temperaturas excepcionalmente altas.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *