Homenaje a los fusilados de Bilbao en «La Huella-Aterpe 1936»

Homenaje a los fusilados de Bilbao en «La Huella-Aterpe 1936»

La escultura «La Huella-Aterpe 1936» de Artxanda, en Bilbao, fue el lugar de un homenaje a los gudarianos y milicianos que lucharon contra Franco en la guerra civil. Este año se recordó específicamente a los detenidos y ejecutados después de la caída de Bilbao el 19 de junio de 1937.

Entre los presentes estaban el lehendakari, Iñigo Urkullu, así como varios políticos y representantes de asociaciones y fundaciones históricas. La directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gógora, Aintzane Ezenarro, habló con familiares de algunas de las víctimas.

Según datos de Gogora, al menos 278 combatientes fueron ejecutados tras la caída de Bilbao, ya sea por un Tribunal Militar en Consejo de Guerra o de manera extrajudicial. El acto comenzó con la lectura de un manifiesto acordado por las organizaciones históricas, en el que se recordó los 40 años de represión que siguieron al inicio de la guerra civil.

Se recordó a quienes fueron fusilados injustamente y se contaron las historias familiares de cuatro familiares de gudaris y milicianos ejecutados. El acto finalizó con un aurresku honorífico y una ofrenda floral en la escultura «Aterpe 1936-La Huella», en memoria de quienes defendieron la democracia frente al fascismo.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *