Fiscalía solicita cárcel para exjefe de Odebrecht en Perú tras incumplir acuerdo de colaboración.

Fiscalía solicita cárcel para exjefe de Odebrecht en Perú tras incumplir acuerdo de colaboración.

La fiscalía peruana solicitó tres años de prisión preventiva para el exdirector en Perú de la constructora brasileña Odebrecht, tras revocar un acuerdo de colaboración que lo convertía en testigo en los juicios por lavado de dinero contra la política Keiko Fujimori y el expresidente Ollanta.

En un comunicado, la fiscalía dijo que incluyó al brasileño Jorge Barata, ingeniero de 61 años y exdirector de la constructora entre 2011 y 2016, como cómplice del delito de colusión agravada en la investigación de un caso denominado «Gasoducto Sur Peruano». Barata vive en Brasil, según los fiscales.

El Ministerio Público indicó que el expresidente Humala (2006-2011) y su esposa Nadine Heredia acordaron con Odebrecht defraudar al Estado peruano en la licitación de un proyecto que pretendía construir un gasoducto de más de 1.000 kilómetros para el transporte de gas natural y el suministro de gas natural para miles de hogares en las regiones del sur del Perú.

Hace una semana, la Fiscalía anunció que había revocado el acuerdo de colaboración efectivo con Barata. El pacto se rompió después de que el brasileño «incumpliera su obligación de declarar» como testigo en el proceso por presunto lavado de dinero contra el expresidente Humala, por el que la fiscalía pedía 20 años de prisión.

Barata también debía comparecer en otro juicio por lavado de dinero contra la poderosa política Keiko Fujimori, líder del partido conservador Fuerza Popular. Los fiscales habían pedido 30 años de prisión para Fujimori, que perdió tres elecciones presidenciales consecutivas en 2011, 2016 y 2021.

En 2019, los fiscales peruanos firmaron un acuerdo de cooperación eficaz con Odebrecht para que la constructora pudiera aportar pruebas clave para procesar a los políticos más poderosos del país andino que están siendo investigados por sus presuntos vínculos con la constructora que desde 2016 admitió haber pagado millonarios en casi toda América Latina para recibir obras de infraestructura.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *