Esta flor de junio cambia de color y florece continuamente.

Esta flor de junio cambia de color y florece continuamente.

Elegir plantas para tu balcón, terraza o jardín no es una tarea sencilla y debe cumplir con varios criterios, como la estética, la exposición al sol, la superficie disponible y el mantenimiento. A veces puede resultar complicado decidir qué plantas seleccionar para tu exterior con el fin de lograr un espacio verde lo más exuberante posible. Pero no te preocupes más: este verano, sin falta, adopta esta hermosa flor que no solo crece sin esfuerzo y lo soporta todo, sino que cambia de color mágicamente. ¡Te sorprenderá!

¿Qué es esta flor que cambia de color de forma natural? La Lantana es un tipo de arbusto pequeño que puede crecer entre 40 y 80 cm de altura y diámetro, perteneciente a la familia Verbenaceae y originaria de Argentina. Sus hermosas flores de colores amarillo, naranja, rojo, rosa y blanco aparecen durante todo el año en diferentes estaciones. La Lantana es muy resistente y fácil de mantener, se adapta a varios tipos de suelo y condiciones climáticas, floreciendo incluso en condiciones de sequía o pleno sol. Además, atrae a las mariposas, convirtiéndola en una opción ideal para balcones, jardines o terrazas, especialmente como seto o borde.

¿Por qué esta flor cambia de color de forma natural? Cuando la flor de Lantana está joven y llena de néctar, tiene un color que atrae a los polinizadores. Una vez polinizada, la flor cambia de color, indicando a otros polinizadores que no hay más néctar disponible y que pueden pasar a la siguiente flor. Este proceso ayuda a garantizar que todas las flores sean polinizadas de manera eficiente. Según un estudio, las flores amarillas atraen a los principales polinizadores, mientras que los colores naranja, rojo y magenta son menos atractivos, manteniendo a los insectos alejados de las flores ya polinizadas. Este cambio de color es una estrategia de supervivencia que ayuda a maximizar la polinización de las plantas.

¿Cómo adoptar esta hermosa flor en tu hogar? La Lantana es un complemento ideal para tu exterior, ¡independientemente de si tienes mano verde o no! Esta flor tolera todo tipo de suelos, pero prefiere aquellos bien drenados y con pleno sol, al menos 6 horas de luz directa al día para una floración más abundante. También se puede cultivar en macetas. Necesita un riego moderado, suelos ligeramente secos y condiciones no muy húmedas para un desarrollo óptimo. Se recomienda podar regularmente para mantener una forma estética y promover una floración espectacular. En invierno, es importante protegerla de las heladas con una funda de invierno o llevar las macetas al interior.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *