El Servicio de Oncología de Arrixaca aumenta consultas para mejorar atención.

El Servicio de Oncología de Arrixaca aumenta consultas para mejorar atención.

El Servicio de Oncología Médica, ubicado en el Hospital de Día del centro hospitalario Virgen de la Arrixaca, ahora cuenta con diez consultas, el doble que hace unos meses, al haber duplicado las cinco consultas existentes.

De esta manera, se facilita la gestión de citas y se mejora la calidad de la atención al paciente, según fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El ministro de Sanidad, Juan José Pedreño, visitó las nuevas unidades este miércoles e informó que «este servicio no tiene lista de espera», además de explicar que la división de las consultas «responde a una necesidad de mejor organización de pacientes y profesionales».

Cada mes, el servicio de Oncología Médica, compuesto por 30 profesionales, realiza un promedio de 6.000 consultas, entre la primera y la siguiente cita, pudiendo atender a unos 200 pacientes diarios. Hasta ahora, por falta de espacio, las consultas se distribuían en horario de mañana y tarde, pero ahora se da prioridad a las agendas matutinas.

Pedreño explicó que “aquí el trabajo que se realiza es interdisciplinario, por lo que los profesionales deben atender a los pacientes en los horarios en que están todos los equipos para abordar mejor los casos; por lo tanto, se da prioridad al horario de la mañana.»

La obra, cuya inversión asciende a más de 45.000 euros, se llevó a cabo gracias a la colaboración del Club Rotario de Molina de Segura, que en febrero organizó una gala recaudatoria con este fin.

Cada año, la actividad del servicio de Oncología del hospital Virgen de la Arrixaca aumenta un 20 por ciento, no tanto por los nuevos pacientes, sino por la mayor supervivencia de los ya diagnosticados.

En los últimos cuatro años, este servicio ha puesto en marcha una consulta oncogeriátrica específica para la atención de pacientes mayores de 55 años con diagnóstico de cáncer, y una de alto riesgo para el cribado específico de personas con alta probabilidad de padecer esta enfermedad, detectado mediante diagnóstico genético.

Además, hay dos consultas dedicadas a pacientes que han completado su tratamiento contra el cáncer hace más de diez años, los llamados «long supervivientes». Esta consulta se realiza en coordinación con atención primaria, con el objetivo de compartir el seguimiento, evitar traslados de pacientes y normalizar la enfermedad en la consulta del médico de familia.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *