El PP acusa a la presidencia de la Diputación de Guadalajara de violar funciones en tratamiento de residuos.

El PP acusa a la presidencia de la Diputación de Guadalajara de violar funciones en tratamiento de residuos.

El portavoz del Grupo Popular de la Diputación Provincial de Guadalajara, Román García, denunció el «abandono de funciones» del Gobierno provincial, argumentando que estuvo a punto de dejar a toda la provincia sin servicio de tratamiento de residuos, en una situación de especial gravedad.

García afirmó que el contrato con la UTE RSU Guadalajara finaliza el próximo 13 de julio, y la Diputación Provincial no ha iniciado ningún procedimiento para una nueva licitación, como es preceptivo. Según informó el PP en nota de prensa.

Así, según García, la propia empresa mostró hace un mes, por escrito, su preocupación por la situación de incertidumbre, ya que aún no se ha programado la conclusión del contrato y la nueva asignación del servicio público.

Además, señaló que en el mismo escrito advertía que «puede resultar económicamente inviable seguir prestando el servicio una vez finalice el contrato actual».

El portavoz del PP en la Diputación Provincial considera muy grave que el Gobierno de Vega, y en especial el diputado encargado del Servicio de Residuos, Francisco Pérez Torrecilla, no hayan hecho su trabajo poniendo en riesgo este servicio esencial.

García pidió a Pérez Torrecilla que expliquen a los ayuntamientos de nuestra provincia lo sucedido y por qué estuvo a punto de dejar expirar un contrato tan importante sin haber cumplido con su responsabilidad, viéndose obligado por la situación a una nueva prórroga.

Directamente, preguntó por qué no se lanzó una nueva licitación a tiempo y hubo que llegar a una prórroga forzosa con una situación límite en la que la empresa ya no podía asumir una orden de continuidad.

«El gobierno de Vega lleva cinco años en el poder y no ha tenido tiempo de prever la celebración de un contrato vital que ya fue prorrogado por cinco años, como estaba estipulado en el mismo, en junio de 2019», criticó García. Por su parte, «el diputado responsable ha tenido tiempo en los últimos meses de subir las tarifas de este servicio a todos los ayuntamientos, pasando de un coste unitario de 26 euros por tonelada tratada a tarifas diferenciadas que se han incrementado un 80% de media».

Por ello, García preguntó al Partido Socialista si también va a lanzar una campaña para informar a los vecinos de Guadalajara sobre esta subida de tarifas que en el caso de la capital, al ser una ciudad de más de 20.000 habitantes, se ha convertido en un salario de 58,46 euros por tonelada de residuos, 32,46 euros más que antes, lo que supone un incremento del 126%.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *