El Gobierno vasco advierte sobre las cuentas de 2025

El Gobierno vasco advierte sobre las cuentas de 2025

El Gobierno Vasco elaborará sus presupuestos para 2025 con una previsión de crecimiento económico del 1,9% para este año y del 2,1% para el próximo -las mismas cifras que en sus estimaciones de junio-, tal y como recogen las directrices presupuestarias presentadas por la ministra de Hacienda y Finanzas, Noël d’Anjou, quien advirtió que en el contexto actual de incertidumbres económicas globales y nuevas normas de estabilidad, será necesario actuar con «coraje» y «realismo».

El ejecutivo regional aprobó este martes, durante la reunión semanal del Consejo de Gobierno, las directrices presupuestarias para 2025, el documento que fija las bases para la elaboración de las cuentas autonómicas del próximo año, cuyo borrador, según la consellera, será aprobado a finales de octubre.

Las directrices incluyen una serie de previsiones sobre la evolución de la economía y el empleo en Euskadi, que mantienen las estimaciones actualizadas el pasado mes de junio por el propio Gobierno. De esta forma, la previsión de crecimiento de la economía vasca se mantiene en el 1,9% para 2024 y el 2,1% para 2025. En cuanto al mercado laboral, se estima que en 2025 se crearán alrededor de 16.000 puestos de trabajo y que la tasa de paro descenderá hasta el 6,8%.

D’Anjou explicó que el Ejecutivo afronta la elaboración de las cuentas de 2025 «consciente de que habrá que tomar decisiones valientes y realistas con un escenario económico marcado por las incertidumbres económicas globales, las normas de estabilidad y a costa de ver cómo se transforma la recaudación en Euskadi».

En este sentido, tras mencionar la entrada en vigor de la nueva normativa europea al respecto, ha destacado que es necesario cerrar «inminentemente» la senda hacia la estabilidad presupuestaria en Euskadi, que -como ha mencionado- tendrá que ser pactada entre las administraciones española y vasca en el seno de la Comisión Mixta de Concierto Económico.

Este camino -ha añadido- tendrá que ser «coherente» con la «solvencia financiera» de Euskadi, que, según ha recordado, presenta indicadores de solvencia «superiores a los del Estado».

El consejero destacó que en 2025 habrá que «combinar el rigor fiscal con las inversiones estratégicas que hay que poner en marcha». Para lograrlo, advirtió, se necesitan «estrategias audaces» de organización y gestión «que den respuesta a las grandes transiciones -ambientales, digitales y sociodemográficas- y a las tensiones presupuestarias que conllevan».

Las cuentas de 2025 se articularán en torno a los ejes del «reto demográfico»; «crecimiento económico y bienestar»; «transformación energética», «lucha contra el cambio climático y conservación del medio ambiente»; «modelo de convivencia sólido y justo»; y «autogobierno».

La salud será la «gran protagonista» de las cuentas públicas de 2025, que se centrarán en garantizar la salud pública universal y promover la inversión en la salud de los niños y adolescentes, indicó el consejero. Además, se reforzará la Atención Primaria y se seguirán mejorando las instalaciones y el equipamiento.

En materia de vivienda, se prestará especial atención a jóvenes y personas mayores con pocos recursos o necesidades de accesibilidad. Al mismo tiempo, el modelo educativo mantendrá su apuesta por situar la formación profesional como referente mundial, y se impulsará el sistema universitario y científico para convertirlo en un modelo «vanguardista y vanguardista».

En el ámbito de la seguridad, se mejorará y modernizará la estructura de la Ertzaintza. En materia social y cultural, el Gobierno ha destacado que el euskera «seguirá siendo una prioridad del país». El presupuesto para 2025 también apoyará a los creadores, artistas y profesionales de la cultura e intensificará las medidas dirigidas a los jóvenes.

En el caso del empleo, se fomentará la fidelización y la atracción de talento y se apoyará a la industria vasca para alcanzar «una competitividad sostenible que garantice progreso, crecimiento y arraigo». Asimismo, se reforzará la apuesta por la I+D+i con un crecimiento anual de al menos el 6%.

El presupuesto de 2025 reforzará el sector primario e implementará medidas para ayudar al turismo a convertirse en «un motor de crecimiento y empleo, respetando el medio ambiente y las comunidades locales».

Además, se seguirá impulsando la transición energética, la movilidad sostenible, la economía circular y el nuevo modelo de desarrollo urbano sostenible.

Otro objetivo es continuar el desarrollo de políticas en materia de igualdad de género y derechos LGTBIQ+, así como continuar inversiones y acciones para fortalecer un servicio público de justicia y las instituciones penitenciarias. Además, el Gobierno Vasco continuará en 2025 su «trabajo en defensa del autogobierno, ampliando su desarrollo legislativo».

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *