El Consejo aprueba propuestas de ARAG-ASAJA para recuperar equilibrio en DOCa Rioja

El Consejo aprueba propuestas de ARAG-ASAJA para recuperar equilibrio en DOCa Rioja

ARAG-ASAJA logró incluir una serie de propuestas en el acuerdo matutino de la OIPVR con el objetivo de que «el sector vitivinícola recupere el equilibrio y se adapte a las exigencias del mercado, ya que esto debe repercutir positivamente en la recuperación de la rentabilidad para los viticultores».

El Directorio de la OIPVR y el pleno del Consejo Regulador aprobaron estos y otros cambios al plan bienal de cosecha.

Así, el acuerdo de la Interprofesional del Vino y el pleno del Consejo Regulador «recoge la eliminación de la introducción de un 4 por ciento de producción adicional para la elaboración de vino de mesa y que ahora sólo podrá destinarse a la destilación». Una propuesta apoyada por ARAG-ASAJA para «eliminar así la competencia del propio vino DOCa Rioja. Además, el exceso de producción que supere el rendimiento de la campaña debe dedicarse íntegramente a la destilación. Y, para garantizar la máxima calidad de los vinos amparados y comercializados, se intensificarán las medidas de control para asegurar su calidad.

Por otra parte, se permitirá el ingreso a bodega hasta el límite máximo del 115 por ciento del rendimiento estándar fijado por la Denominación.

También se votó a favor de aceptar la propuesta de ARAG-ASAJA de crear un grupo de trabajo para la gestión de la masa vegetal con el fin de adaptarla a las necesidades de la DOCa Rioja a medio y corto plazo.

Además, se implementarán medidas en el seno del Consejo Regulador «para reducir la carga burocrática de los viticultores, evitando las duplicidades que tanto complican los trámites al sector».

Tal y como propuso ARAG-ASAJA, «Se aplicará inteligencia artificial al sistema de control de productividad en vivo y se implementará un sistema telemático para consultar las expectativas productivas de los viñedos por parte de los viticultores».

Sin embargo, ARAG-ASAJA lamenta que el Pleno del Consejo Regulador «no hizo lo suficiente para reducir los rendimientos que impone la actual situación del mercado del vino y se perdió una excelente oportunidad para acercarnos a la recuperación del equilibrio del que depende el vino. el mercado sufre y esto, en gran medida, lo pagan los viticultores, el eslabón más débil de la cadena».

En este sentido, ARAG-ASAJA propuso «decisiones valientes y contundentes para que Rioja supere la crisis de excedentes y ello permita a los viticultores recuperar la rentabilidad perdida en las últimas campañas».

Así, se ha prorrogado el resto de normas de campaña para los años 2024 y 2025, como la reducción del rendimiento cubierta en un 90 por ciento para las uvas tintas (5.850 kg) y un 69 por ciento de la transformación en bodega, mientras que para las blancas se continúa con uno. Cien por ciento rendimiento protegido y 70 por ciento conversión a bodega.

Para ARAG-ASAJA, y tal y como se ha manifestado en las distintas reuniones del Pleno y de las comisiones técnicas, esta reducción «aliviará muy poco el problema que tiene actualmente Rioja, por lo que poco o casi nada ayudará a solucionar el problema de la Denominación a pesar de los esfuerzos por reducir los rendimientos de los viticultores».

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *