El Ayuntamiento de Zaragoza distribuye libros de las bibliotecas a las piscinas públicas

El Ayuntamiento de Zaragoza distribuye libros de las bibliotecas a las piscinas públicas

La cultura de la lectura llega a los bañistas de la ciudad con casi 1.300 libros seleccionados por el Ayuntamiento de Zaragoza y pertenecientes a la red de bibliotecas municipales. En concreto, seis piscinas contarán con esta opción durante todo el verano para fomentar esta actividad también durante la temporada estival.

Desde este sábado y hasta el 1 de septiembre comienza esta tercera campaña dentro del programa «Más que leer», cuyo objetivo es acercar el libro a la ciudadanía a través de puntos de lectura informales, informó el Ayuntamiento de Zaragoza.

En verano las visitas a las bibliotecas se reducen y, como las piscinas se convierten para muchos en el principal punto de encuentro de la ciudad, las bibliotecas del Ayuntamiento de Zaragoza acercan sus carritos a estas instalaciones. El lema es “Tomar, leer y devolver” e invita a los usuarios a dedicar también tiempo a la lectura entre baños.

Las instalaciones que contarán con estos carros cargados de historias son: CDM Actur, CDM Alejandro Pérez Blanque (La Cartuja), CDM Delicias, CDM La Granja, CDM Perico Fernández (Salduba) y CDM San Juan de Mozarrifar. Cada uno de ellos contará con aproximadamente 200 ejemplares, que han sido seleccionados por el servicio de Biblioteca.

La mayoría de ellos corresponden a narrativas para adultos, pero también hay obras para jóvenes, infantiles y una selección de libros divulgativos para todas las edades. Los libros se colocan en carritos de exhibición para que los usuarios puedan elegir los títulos que les interesan y devolverlos cuando terminen.

No se trata de préstamos habituales como en una biblioteca, los libros se pueden sacar de las piscinas siempre que se devuelvan al mismo carrito del que fueron sacados. Una vez finalizada la temporada de apertura de piscinas, los libros podrán devolverse en cualquier centro de la Red de Bibliotecas Públicas Municipales.

La concejala delegada de Educación en el Ayuntamiento de Zaragoza, Paloma Espinosa, ha explicado que esta acción se enmarca en el proyecto «Más que leer», que se inició en 2022 desde la Red de Bibliotecas para sacar el libro a la calle y acercar la literatura a usuarios de diferentes maneras.

Las bibliotecas públicas municipales continúan con su objetivo de acercar la cultura a distintos espacios de la ciudad, como el Parque Grande José Antonio Labordeta con el Quiosco de Letras, que ya está operativo los fines de semana de junio, julio y septiembre, con actividades para todas las edades, lectura y café de especialidad.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *