El auge de las profesiones técnicas afecta la creación de empleo en las pymes.

El auge de las profesiones técnicas afecta la creación de empleo en las pymes.
Cobarde pequeñas y medianas empresas (Pymes) constituyen el grueso de nuestro tejido productivo, y sin embargo desde que estalló la pandemia, Su participación en el mercado laboral ha disminuido gradualmente.. Más en las microempresas que en las de hasta 50 empleados, pero es un fenómeno que contrasta mucho con el impulso que han cobrado las grandes empresas.
Según un análisis realizado por el Banco de España en su último informe trimestral, Las empresas de mayor tamaño cada vez acumulan una mayor proporción de afiliados a la seguridad social. Si retrocedemos una década, tomando como base 2013 (100), las empresas de más de 500 empleados Tienen un 65% más de trabajadoresporque el empleo en este segmento apenas se vio afectado por el impacto del COVID-19.
Un fenómeno similar ocurre en aquellas empresas que tienen entre 50 y 499 empleadosdonde el número de empleados se ha disparado un 50% en los últimos diez años.
Pero el caso de las pymes es paradigmático. Si ambiente (de 10 a 49), el empleo aumentó un 40%. Pero en las microempresas no llegan al 15%.
En cuanto a la distribución específica de afiliados a la Seguridad Social por tamaño de empresa, la distribución ha cambiado significativamente desde 2008 hasta los primeros compases de 2024, según el análisis del Banco de España.
Si hablamos de microempresa, En 2008 concentraba el 21,4% de los afiliados. Esta proporción alcanzó su punto máximo en 2013, representando casi una cuarta parte del mercado laboral (24,2%), y ha ido disminuyendo gradualmente desde entonces. En 2019, justo antes del COVID-19, el porcentaje cayó al 21,6%, pero alcanzó un nuevo mínimo este año con el 18,7% del empleo.
El fenómeno se produjo, aunque menos pronunciado, en aquellas empresas que tienen entre 10 y 49 empleados. En 2008 constituían el 21,9% de los trabajadores y actualmente representan el 20,8%. Perdieron un punto porcentual de peso en una década.
Una cuota que ganaron las empresas de entre 50 y 499 empleados (del 23,9% del empleo que representaban en 2008, al 24,4% en 2024) pero, fundamentalmente, las grandes empresas (500 o más mucho). El porcentaje total de afiliados de la economía española formados por empresas de 500 o más asalariados pasó del 32,8% en 2008 al 36,1% en abril de este año.
Como explicó el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, durante la presentación del informe, este es un proceso «tendencia y largo plazo»que si bien es generalizado en todos los sectores, es «especialmente más pronunciado en las actividades profesionales, científicas y técnicas, en el transporte y en el comercio».
Es decir, la fuerte creación de empleo en sectores de alto valor añadido como las actividades profesionales, científicas y técnicas se concentra en las empresas más grandes, que, por otro lado, son las más competitivas en términos de inversión. Por ejemplo, en este sector el empleo en las grandes empresas ha aumentado 6 puntos desde 2013. Pero aumentó cuatro puntos si lo comparamos con 2019. En el transporte aumentó casi 5 puntos porcentuales desde 2013, pero aumentó 4 desde 2019.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *