Consejos y mantenimiento para tratar el agua turbia de la piscina

Consejos y mantenimiento para tratar el agua turbia de la piscina

¿Te sofoca el calor y quieres refrescarte con un chapuzón en la piscina? Si es así, podrías llevarte una sorpresa desagradable: en lugar de un color azul celeste, el agua de la piscina puede estar turbia. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cómo solucionarlo? ¿Es peligroso? En este artículo responderemos a todas tus preguntas.

¿Por qué el agua de mi piscina está turbia?

La turbidez del agua de la piscina puede deberse a varias razones.

Desequilibrio químico o exceso de cloro.

Cuando el agua de la piscina está turbia, suele indicar un desequilibrio químico, como un pH inadecuado o niveles elevados de cloro.

Mala filtración del agua

El sistema de filtración de la piscina puede no estar funcionando correctamente, o quizás no se esté utilizando el tiempo suficiente, lo que puede causar acumulación de residuos y partículas en la piscina. Es importante verificar regularmente el estado del filtro y asegurarse de que funcione el tiempo recomendado.

Tratamiento químico inadecuado

A veces, un tratamiento químico defectuoso o una filtración inadecuada pueden provocar la aparición de algas, especialmente en climas cálidos y soleados.

Piedra caliza presente

El agua dura y rica en minerales como el calcio puede causar opacidad debido a la formación de cal. Estos depósitos no solo ralentizan el agua de la piscina, sino que también pueden provocar acumulaciones en el equipamiento de la piscina, disminuyendo su eficacia. Se recomienda tratar el agua con un producto anticálcico.

Condiciones climáticas adversas

Las intensas lluvias pueden hacer que partículas y contaminantes se depositen en la piscina, afectando la claridad del agua.

Contaminantes externos

El agua de la piscina también puede verse afectada por elementos externos del jardín, como hojas, insectos, polen y restos de protector solar. Si es posible, cubre tu piscina para evitar estos depósitos.

¿Es seguro nadar en una piscina con agua turbia de color blanco lechoso?

La apariencia turbia de una piscina no invita al baño. ¡Correcto! Los desequilibrios químicos que caracterizan el agua lechosa hacen que no sea apta para nadar. De hecho, estos desequilibrios pueden causar irritaciones en la piel y los ojos, siendo perjudiciales para la salud.

Además, el agua turbia puede indicar la presencia de virus o bacterias, que pueden causar infecciones cutáneas y, en algunos casos, enfermedades gastrointestinales si el agua no se trata adecuadamente.

Si el agua de la piscina está turbia, es imprescindible tratarla de inmediato. Este tratamiento debe ir acompañado de un mantenimiento regular para prevenir estos problemas.

¿Cómo aclarar el agua verde y turbia de una piscina?

Para aclarar el agua turbia de tu piscina, es esencial equilibrar los niveles químicos. Ajusta periódicamente el pH, el cloro y la alcalinidad de la piscina. Además, asegúrate de tener una filtración eficiente. Realiza pruebas a gran escala y verifica que el sistema funcione durante algunas horas al día. Si tienes un filtro de cartucho, reemplázalo cada dos años para un filtrado óptimo.

Para facilitar la limpieza, utiliza agentes clarificantes o floculantes para agrupar las partículas finas a eliminar. Además, cubre la piscina cuando no esté en uso y limpia la superficie regularmente para mantenerla limpia y saludable.

¿Cómo aclarar rápidamente el agua sucia de la piscina?

Para aclarar el agua rápidamente, analiza los parámetros del agua con tiras reactivas o un tester electrónico. Ajusta el TAC, pH y TH según sea necesario. Utiliza productos como cromo chocolate o bromuro de saúco para devolver la claridad al agua de la piscina.

Al aplicar el tratamiento, asegúrate de distribuirlo uniformemente por toda la piscina. Deja funcionar el sistema de filtración durante 48-72 horas y limpia el filtro si es necesario. Una vez hecho esto, la piscina recuperará su brillo y el agua estará limpia.

¿Qué hacer si nadé en una piscina turbia?

Si has nadado en una piscina con agua turbia, toma precauciones para tu salud. Dúchate rápidamente para eliminar cualquier contaminante de la piel. Controla tu salud en los días siguientes y consulta a un médico si experimentas síntomas inusuales, como irritaciones en la piel, enrojecimiento de los ojos o problemas estomacales, que podrían ser signos de una reacción a la calidad del agua.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *