Compromiso entre médicos y usuarios de vapor para reducir daños.

Compromiso entre médicos y usuarios de vapor para reducir daños.

La primera opción es brindar farmacología al fumador en lugar de ofrecerle alternativas.

Los médicos y los usuarios de vapeos y cigarrillos electrónicos han optado por unirse para defender la reducción de daños del tabaquismo ante legisladores, medios de comunicación y la sociedad en general. Durante una mesa redonda en el Foro Global sobre la Nicotina en Varsovia, se profundizó en la promoción de la comunicación basada en la ciencia y alternativas de reducción de efectos nocivos.

La iniciativa fue moderada por el presidente de Asovape Costa Rica, Jeffrey Zamora, y por la asesora científica Carmen Escrig, relacionada con la Reducción de Daños por Tabaquismo. También participaron el presidente de Asovape Perú, Jorge Palma, el cofundador de la Red Latinoamericana para la Reducción de Daños Relacionados con el Tabaquismo, Diego Verrastro, el cofundador de Pro-Vapeo México, Tomás O’Gorman, y el miembro de la Plataforma para la Reducción de los Daños del Tabaquismo, Fernando Bueno.

Tomás O’Gorman expresó que a veces los medios parecen querer mantener separadas las opiniones de los usuarios y los médicos. Consideró que es importante que los médicos escuchen a los usuarios y entiendan que hay alternativas para reducir los daños del tabaquismo de manera efectiva.

Jorge Palma indicó que los médicos a menudo no tienen la oportunidad de hablar sobre la reducción de riesgos y a veces se distancian de los usuarios. Destacó la importancia de la comunicación entre médicos y pacientes para encontrar soluciones efectivas.

Diego Verrastro enfatizó la importancia de priorizar el conocimiento de los usuarios sobre el tema y sugirió que se realicen más estudios sobre la nicotina separados de la combustión. Subrayó que los usuarios son pacientes y los profesionales deben empatizar con ellos para encontrar soluciones eficaces.

Fernando Bueno advirtió sobre la etiquetación de los pacientes y la falta de interés de algunos médicos en el tabaco. Apoyó la autocrítica profesional y mencionó la importancia de brindar información basada en la ciencia sobre los cigarrillos electrónicos. Lamentó que la animosidad hacia el tabaco se esté trasladando a los dispositivos de vapeo.

Señaló que la ciencia ha demostrado la eficacia de la reducción de daños y mencionó que países como Suecia y Reino Unido han tenido éxito con alternativas menos dañinas. Las opciones incluyen dispositivos para calentar tabaco y cigarrillos electrónicos, que pueden ayudar a reducir el tabaquismo de manera organizada y regulada.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *