Cómo limpiar los enchufes de forma segura

Cómo limpiar los enchufes de forma segura

Limpiar los enchufes no es una opción, pero puede resultar intimidante. Aquí te explicamos cómo mantenerlos limpios sin correr ningún riesgo.

Es crucial seguir reglas básicas de seguridad al limpiar los enchufes eléctricos. Aunque esto parezca obvio para muchos, es importante recordarlo.

Limpiar los enchufes eléctricos no es una opción

No es necesario limpiar los enchufes eléctricos a diario. Sin embargo, esta limpieza no es opcional por varias razones. Como señalan nuestros colegas de Les Trocheures en línea, diferentes partículas se acumulan en los enchufes eléctricos. Sin limpieza, pueden causar un cortocircuito o un incendio.

Además, el polvo, los gérmenes y otra suciedad pueden provocar un mal funcionamiento de los equipos eléctricos o la proliferación de gérmenes y bacterias. Como habrás comprendido, limpiar los enchufes de la casa es la garantía de un espacio saludable durante todo el año.

Acciones para evitar accidentes domésticos

Es obvio que se deben tomar varias precauciones al limpiar los enchufes eléctricos de la casa. En primer lugar, es necesario cortar la corriente antes de limpiarlos. Además, si los enchufes son recientes, se recomienda separar las placas de los enchufes. Según nuestros compañeros de Infiel, nunca se debe usar agua ni productos químicos dentro de la salida.

Para garantizar la seguridad y evitar daños en los componentes eléctricos, utiliza un paño suave y seco para limpiar dentro de la toma de corriente. Al finalizar, vuelve a conectar la corriente y tus electrodomésticos. Si las placas protectoras también necesitan limpieza, te explicaremos cómo hacerlo.

¿Cómo devolver el blanco a los enchufes eléctricos?

Existen principalmente dos métodos. El primero consiste en utilizar un ingrediente común en las tareas del hogar: bicarbonato de sodio. Espolvorea el bicarbonato de sodio sobre el enchufe, frótalo con un paño seco y luego enjuágalo con agua tibia. Si persisten marcas amarillas, puedes utilizar una esponja mágica.

Finalmente, la receta de la abuela compartida en tramposos nos llamó la atención. Para eliminar la coloración amarillenta de un enchufe, puedes cortar una papa por la mitad y frotarla sobre el enchufe. Luego, mezcla agua y limpiador en un recipiente pequeño, frota el enchufe con esta mezcla y enjuágalo. Si sigues estos consejos al pie de la letra, tus enchufes deberían quedar como nuevos.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *