Combatir la desinformación con alfabetización mediática y agencias de verificación

Combatir la desinformación con alfabetización mediática y agencias de verificación

El editor del equipo de verificación de «Newtral», Guillermo Infantes, señaló que en un escenario donde las redes sociales «ofrecen una plataforma de difusión mucho mayor para todo contenido engañoso o falso», las estrategias para combatirlo son la «alfabetización mediática» y los «agentes y periodistas de verificación».

En la segunda jornada del IX Curso Solidario de Verano en Información y Seguridad de la Universidad de La Rioja, los ponentes debatieron sobre la naturaleza de las «fake news» y la respuesta a las mismas, además de los mecanismos que existen a nivel nacional y en el Sistema jurídico contra la desinformación.

Marina Rodríguez, representante de la Unidad de Seguridad Nacional y Ciberseguridad y Contra la Desinformación del Departamento de Seguridad Nacional, destacó la «relevante y encomiable» labor de verificación de noticias falsas por parte de los fact-checkers.

«En el Departamento de Seguridad Nacional nos ocupamos de campañas internacionales de desinformación relacionadas con la injerencia extranjera», explicó Rodríguez.

Así, ha subrayado que estas campañas de desinformación «aprovechan crisis o momentos delicados, como las elecciones de un país, que ponen a prueba la cohesión de los ciudadanos y su confianza en las instituciones».

También señaló que «no existe una legislación específica para contrarrestar esta desinformación propiamente dicha». «La libertad de expresión es un derecho fundamental y son los verificadores quienes tienen la tarea fundamental de exponer noticias que, o son completamente falsas o utilizan información veraz que es mal utilizada», indicó.

En consecuencia, ha destacado que «la Unión Europea con la Ley de Servicios Digitales recientemente aprobada es la que impone una serie de obligaciones a los intermediarios en la difusión de contenidos» y que es de «obligatorio cumplimiento en los estados miembros».

Por su parte, Guillermo Infantes enfatizó que «la desinformación pelea con la información» y que ante «el descrédito de algunas instituciones mediáticas, debemos brindar información veraz, confiable y contrastada, además de atractiva para el público».

Respecto a la llegada de la inteligencia artificial al panorama informativo actual, ha apuntado que «en los últimos meses, de todo el contenido que se verifica en Europa, sólo el cuatro por ciento es desinformación generada por esta herramienta», es decir, «la inteligencia artificial es «Está empezando a volverse popular, pero no se está produciendo un apocalipsis de la desinformación debido a este tipo de herramientas generativas».

Finalmente, el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Rubio, señaló que la normativa europea vigente en España afecta especialmente a la «microsegmentación y distribución de la información a través de canales de comunicación personal».

“La Ley de IA puede servir para poner fin a determinadas campañas como la denunciada ayer por el Departamento de Estado norteamericano que describe cómo utilizó la inteligencia artificial para generar más de 200 bots que creaban y distribuían información. de una manera para influir artificialmente en las elecciones en América del Norte”, dijo Rubio.

Concluyó expresando la importancia de estudiar las campañas electorales: «quizás la desinformación durante el período electoral pueda producir efectos directos, mientras que normalmente en el diálogo democrático ordinario, la desinformación produce efectos indirectos, contribuyendo a la generación de un clima de tensión o de odio contra que es mucho más difícil luchar respetando la libertad de expresión».

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *