Blasco critica la lentitud del Gobierno en regulación de regadíos en Aragón.

Blasco critica la lentitud del Gobierno en regulación de regadíos en Aragón.

El ministro de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, criticó la «desesperante lentitud» con la que el Gobierno español aborda la ejecución de las obras de regulación de regadíos en Aragón e insistió en que en esta comunidad autónoma «no hay agua suficiente».

De hecho, explicó Blasco, «en Aragón hay muchas hectáreas que se pierden de cultivos agrícolas y tenemos que almacenar agua cuando está disponible», como ocurre actualmente. Sin embargo, «hay obras que llevan 10, 12 o 15 años y aún quedan algunos años», en referencia a los embalses de Almudévar, Mularroya o La Loteta.

En este sentido, citó como «una obra histórica que no tiene explicación» la reactivación del embalse de Yesa, que está pendiente de modificación, pero que el Ministerio «parece no tener interés en desbloquear y autorizar». Mientras tanto, lamentó el consejero, «los agricultores de Aragón no pueden regar por las obras de regulación de nuestros ríos» que, en casos como el Pirineo o la sierra de Teruel «son casi barrancos».

Así lo expresó Manuel Blasco este jueves, en declaraciones a la prensa antes de asistir, junto con el director general del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Luis Estaún, a la reunión ordinaria de la Comisión del Agua de Aragón que está previsto que se constituya. pleno y comité permanente, además de informar sobre las acciones de la IAA y realizar el seguimiento del Pacto del Agua.

Manuel Blasco indicó que en esta legislatura se cerrará el acuerdo entre el Ministerio de Transición Ecológica y Retos Demográficos y el Gobierno de Aragón, que preveía actuaciones integrales en todas las regiones del Pirineo para la depuración del agua.

«Prácticamente todas las grandes ciudades del Pirineo tendrán sus aguas depuradas», celebró Manuel Blasco, señalando que la última de ellas es Torla, que se puso en marcha hace unas semanas y se suma a las de la subasta y a otras del resto de comunidades autónomas. comunidad.

En este sentido, Luis Estaún precisó que al final de este mandato, cuando finalicen las adjudicaciones y las obras en curso, se espera que la carga contaminante depurada del Pirineo sea del 85 por ciento. «Todavía vamos a tener ese 15 por ciento que es más complicado, que son poblaciones pequeñas que tenemos que abordar ahora con técnicas de purificación y tratamiento de agua mucho más simples», añadió.

Actualmente, el porcentaje es del 70 por ciento, cifra que, a su juicio, refleja la rapidez con la que se está llevando a cabo la intervención, dado que ya se han puesto en marcha las depuradoras en zonas muy importantes, como Sallent de Gállego y Benasque.

Por otro lado, Manuel Blasco se refirió al proyecto europeo «Ebro Resiliencia», que cuenta con fondos del Gobierno de España y de la Unión Europea, que pretende mitigar los efectos del río en caso de inundaciones. «Está funcionando bien y las medidas están acordadas con los municipios», observó el asesor del sector.

Respecto a las balsas laterales del Matarraña, «una obra en un 40 o 50 por ciento de avance», Blasco destacó su «vital importancia» para el medio ambiente de las cuencas del Guadalope y del Matarraña, «que están muy mal».

Tanto los embalses de la margen izquierda del Ebro como los del Pirineo «tienen agua en estos momentos», pero los de la margen derecha, advirtió Blasco: «Están en una situación alarmante y dramática». Añadió que en la cuenca del Guadalope se solicitaron prospecciones excepcionales para salvar los árboles, ya que la cosecha, por ejemplo de melocotón, «se consideraba perdida o casi perdida».

Respecto a la elevación de las aguas del Ebro hasta Andorra (Teruel), Blasco afirmó que hay una zona en el Bajo Aragón y el Bajo Martín que tiene las aguas del río a sólo cinco kilómetros «y no pueden regar porque no pueden subir». agua», por lo que llamó a la acción.

Por otra parte, Estaún anunció que se ha diseñado una solicitud de subvenciones para acciones de emergencia para atender las necesidades de suministro de agua en zonas como Mirambel, que están experimentando problemas de suministro.

«Intentaremos convocar lo antes posible para cubrir las necesidades de suministro que tendrán estos centros en los próximos meses», afirmó Estaún.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *