Avance de obra en línea de tratamiento de residuos orgánicos en CTRUZ

Avance de obra en línea de tratamiento de residuos orgánicos en CTRUZ

La concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Tatiana Gaudes, visitó el Complejo de Tratamiento de Residuos Urbanos (CTRUZ) este martes, donde se está instalando una línea específica para tratar los contenedores de residuos de la ciudad. Estará listo entre finales de 2024 y principios de 2025.

El Ayuntamiento informó que este proyecto, aprobado en abril, implicará una inversión de aproximadamente 11 millones de euros, de los cuales 4.7 millones serán subvencionados por los Fondos Europeos de Recuperación, a través del Plan de Transformación y Resiliencia del Gobierno de Aragón.

El resto de la inversión será asumido por UTE Ebro -Urbaser y Vertresa-, la concesionaria de la estación de tratamiento de residuos. El Ayuntamiento cubrirá esta cantidad revisando el impuesto pagado anualmente hasta que la concesión finalice en julio de 2031 y la planta pase a ser propiedad municipal.

La ministra de Medio Ambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes, visitó las obras este martes, que avanzan según lo planificado. «Esta línea será el complemento necesario para cerrar el círculo de valorización de residuos orgánicos que estamos iniciando con la implantación de los nuevos contenedores marrones. Además de generar electricidad, este proceso se complementará con la obtención de compost de alta calidad para parques, jardines y agricultura», explicó.

Gaudes destacó la oportunidad de contar con ayuda europea para la inversión, resaltando el nivel de garantías de los proyectos presentados por el Ayuntamiento de Zaragoza. También reconoció la colaboración de UTE-Ebro en la inversión. Zaragoza ya ha completado la primera fase de la recogida selectiva de materia orgánica, beneficiando a 475,000 residentes con 1,083 contenedores.

Los nuevos contenedores llegarán a Delicias y Casablanca la primera semana. En el Actur, donde se implementó la recogida selectiva en abril del año pasado, se recolectaron el doble de residuos orgánicos que el año anterior. El CTRUZ consiste en la construcción de un nuevo vertedero-pozo para recibir la materia orgánica de los contenedores marrones.

Esta materia pasará por un pretratamiento y un digestor para generar gas metano y producir electricidad. CTRUZ ya tiene un digestor dedicado a la materia orgánica. El compost generado se separará en calidad y bioestabilizado, almacenándose para su distribución.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *