Ataque del ejército israelí a Hezbolá tras muerte de civiles en Golán.

Ataque del ejército israelí a Hezbolá tras muerte de civiles en Golán.


Ataques israelíes en el Líbano – Europa Press/Contacto/Taher Abu Hamdan

El ejército israelí confirmó numerosos bombardeos contra las posiciones de la milicia chiita Hezbolá en varios puntos del territorio libanés en respuesta al lanzamiento de más de 40 cohetes por parte de la organización proiraní, que provocaron la muerte de al menos dos civiles en la zona ocupada de los Altos del Golán.

Durante la noche del martes, la fuerza aérea israelí atacó dos «infraestructuras terroristas» dedicadas a las defensas aéreas de Hezbolá en la región de Yanta, en el centro-este del país, y en Rashit, en el sur.

Del mismo modo, aviones de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) atacaron un depósito de armas en Kila, también en el sur, según confirmó en su cuenta X de la red social.

Poco antes, las FDI habían anunciado varios ataques contra la «infraestructura terrorista» en Qabrija (sur), desde donde supuestamente se lanzaron los 40 cohetes contra los Altos del Golán en la citada operación, así como contra varios «edificios militares» de Hezbolá en la ciudad de Kafarkila, también en el sur del país.

Las autoridades israelíes informaron el martes que dos civiles murieron después de que la milicia chiita Hezbolá disparara al menos 40 cohetes contra posiciones israelíes en los Altos del Golán ocupados.

Según los servicios de salvamento, un cohete impactó directamente en el vehículo en el que se encontraban los dos civiles, provocando la muerte de un hombre y una mujer, según informó el diario «The Times of Israel».

En las últimas horas, la base militar israelí de Nafah ha sido blanco de bombardeos por parte de Hezbollah, que reivindicó sus ataques en respuesta a la muerte, unas horas antes, de uno de sus hombres en un bombardeo realizado por un dron israelí en las afueras de la ciudad de Damasco, la capital de Siria.

De los dos muertos en el ataque israelí, Hezbolá identificó a uno de ellos como Yaser Nimr Qarnbach, ex guardaespaldas personal del líder de Hezbolá, Hasan Nasrallah. El ataque alcanzó a un vehículo que pasaba cerca de un puesto de control militar en la zona de Jdeidet Yabus, en la carretera que une Damasco con la capital libanesa, Beirut.

El ejército israelí y Hezbolá, respaldado por Irán y que tiene un importante peso político en el Líbano, se han visto envueltos en una serie de enfrentamientos desde el 8 de octubre, un día después de los ataques en territorio israelí por parte del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) y otras facciones palestinas, que dejaron cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados.

Las tensiones han aumentado en las últimas semanas: el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió recientemente que el ejército israelí «está preparado para una acción muy fuerte» en la frontera con el Líbano, mientras que el «número dos» de Hezbolá, Naim Qassem, afirmó que una expansión del conflicto conduciría a «devastación y destrucción» en Israel.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *