Antes de adoptarla, es crucial conocer esta regla absolutamente.

Antes de adoptarla, es crucial conocer esta regla absolutamente.

En los últimos años, las gallinas se han convertido en mascotas populares. ¿Estás pensando en adoptar una? ¡Aquí están las reglas legales a seguir al criar pollos en tu jardín!

Sobre todo, es esencial proporcionar un espacio adecuado para el bienestar de tus futuras gallinas. Para montar tu gallinero, consulta con tu ayuntamiento. De hecho, si vives en un área protegida o en una urbanización, es posible que la construcción de un gallinero esté prohibida.

El tamaño del gallinero y el número de gallinas cambiarán la situación. No es necesario hacer una declaración para un gallinero con una superficie inferior a 5 m². De lo contrario, si la superficie de tus pollos varía de 5 a 20 m², es necesario hacer una declaración de obras en el ayuntamiento. Además, si la superficie es igual o superior a 20 m², se necesita un permiso de construcción.

¿Por qué adoptar gallinas?

Las gallinas son animales sociables. Con el tiempo, podrás acariciarlas y abrazarlas. Muy independientes, solo piden un ambiente limpio y una alimentación saludable. Recuerda que los pollos son omnívoros y comen cáscaras de verduras, ensaladas, pastas… ¡Un buen aliado contra el desperdicio de alimentos! Pueden consumir casi 150 kg de residuos orgánicos al año.

Las gallinas también son un activo para tu jardín: devorarán babosas, caracoles y otras plagas. ¡Sin mencionar que eliminan las malas hierbas del jardín como si fueran musgo! Si tus gallinas están sanas y prósperas, ¡pondrán huevos frescos casi todos los días! Dependiendo de la raza, una gallina puede poner entre 150 y 300 huevos al año.

Adopción de gallinas: mejores prácticas para recibirlas

Aquí hay algunos consejos para darles una cálida bienvenida a las gallinas en tu jardín y cuidarlas como se debe:
– Asegúrate de que el gallinero sea lo suficientemente espacioso para que sus habitantes no estén demasiado apretados. También debe estar bien aislado, ventilado y protegido de corrientes de aire.
– Dales una dieta equilibrada y variada, así como acceso constante a agua dulce y limpia. No sobrealimentes a tus gallinas.
– Limpia el gallinero con regularidad para evitar parásitos y enfermedades, y vigilar la salud de las gallinas.
– Instala una caja de arena (paja, heno o aserrín) en el gallinero para mantener el suelo limpio y absorber la humedad.
– Dale a tus gallinas un baño de polvo, necesario tanto para su higiene como para su conexión social.
– Protege el gallinero de depredadores como zorros, mapaches o aves rapaces. Utiliza cercas subterráneas y redes resistentes para evitar que los depredadores accedan al área exterior.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *