Alcaldes de Campiña y Sierra Sur de Sevilla cantan «ya basta» ante situación crítica de salud

Alcaldes de Campiña y Sierra Sur de Sevilla cantan «ya basta» ante situación crítica de salud

Comienzan un confinamiento de 24 horas advirtiendo que los recursos son «escasos» y que hay municipios con «un solo médico»

Más de veinte alcaldes de Campiña y Sierra Sur de Sevilla, cuyos municipios se encuentran en la zona sanitaria de Osuna, llevaron a cabo un aislamiento de 24 horas en la Diputación Provincial como una manera de llamar la atención al Gobierno andaluz ante la crítica situación de la asistencia médica en los 24 municipios de la zona.

La alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, y el alcalde de Marinaleda, Sergio Gómez, fueron las voces de los responsables municipales encerrados en las oficinas de la Diputación Provincial, liderados por el PSOE y apoyados por IU, partidos que tienen la mayoría de los ayuntamientos en esta zona. Permanecieron encerrados desde las 10 horas del martes hasta el mismo horario del miércoles.

Al salir del aislamiento el miércoles, está prevista una manifestación junto a Marea Blanca en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia del Gobierno andaluz del PP, para solicitar una audiencia con el presidente Juanma Moreno y presentar las peticiones directamente a los ayuntamientos de la zona.

Rosario Andújar y Sergio Gómez afirmaron que la situación sanitaria en la zona de Osuna es crítica en todos los niveles, especialmente en la atención primaria, con recursos escasos que tienen al personal saturado, centros sanitarios sin citas disponibles, urgencias sobrecargadas y consultas con especialistas imposibles.

Además, señalaron la falta de servicios de pediatría en la zona y la presencia de municipios donde solo trabaja un médico. Los alcaldes advierten de la escasez de personal en diferentes categorías y critican el plan de la Junta de Andalucía para contratar a residentes de medicina interna en zonas con problemas de empleo.

En este contexto, los alcaldes consideran que el Gobierno andaluz tiene un plan deliberado para deteriorar la salud pública y justificar la privatización, por lo que defienden su aislamiento como una denuncia y llamada de atención para exigir soluciones que mejoren los recursos sanitarios públicos.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *