68.000 MW y 1.000 proyectos perdidos

68.000 MW y 1.000 proyectos perdidos

La demanda de energías renovables está creciendo y cada vez más empresas buscan establecerse en el sector energético a través de grandes parques fotovoltaicos o eólicos en España. Sin embargo, el gobierno tiene ciertos puntos que podrían generar conflictos en varios proyectos.

Un problema inminente que afectará al sector de las energías renovables es que España se prepara para inaugurar una extensa lista de proyectos energéticos en los próximos años, pero ha surgido un conflicto debido a los plazos establecidos previamente.

Estos proyectos tienen un problema crucial: tienen un plazo reglamentario corto para que las instalaciones estén operativas, y este plazo vence a mediados de 2025, lo que ha generado preocupación en la comunidad de energías renovables.

Si no logran completar estas instalaciones a tiempo, perderán los permisos de conexión a la red eléctrica y tendrán que reiniciar el proceso, lo cual es largo y deseado por muchos.

Varias asociaciones del sector de las energías renovables han estado advirtiendo desde hace tiempo sobre la importancia de que todos los proyectos se lleven a cabo según lo acordado y se completen dentro del plazo propuesto.

Los patrocinadores de proyectos eólicos y solares han solicitado una extensión para que los tiempos de espera sean más manejables, pero no logran ponerse de acuerdo sobre cómo ni a quién se otorgará esta prórroga.

La empresa fotovoltaica UNEF ha solicitado una prórroga de dos años adicionales, que se extendería entre 2025 y 2027.

Por otro lado, las fuentes de energía eólica también requieren algunas restricciones adicionales y eliminar la libertad que existe para todos los proyectos energéticos. Solicitan una prórroga para todos los proyectos, pero con certificados bancarios que respalden los proyectos.

La Asociación de Empresas de Energía Eólica (AEE) ha propuesto al ministerio que aplique más salvaguardias a las empresas antes de concederles una prórroga de dos años, para hacerlas más seguras.

Actualmente, las garantías a presentar son de 40.000 euros por megavatio de potencia total producida en el ámbito solar o fotovoltaico. La AEE pide a los empresarios que soliciten 40.000 euros más por cada MW adicional de empresas que soliciten tiempo adicional y 80.000 para aquellas que pidan una prórroga de dos años.

La AEE también solicita que la prórroga se solicite un año antes de que expire el plazo inicial, para asegurar que los materiales y equipos necesarios para el proyecto estén adquiridos.

España se encuentra en medio de una extensa lista de cambios energéticos en los que varias empresas quieren participar, pero es necesario garantizar que todos los proyectos funcionen sin problemas, lo cual requiere una nueva toma de decisiones que pueda satisfacer a las asociaciones mencionadas anteriormente.

FUENTE

nuevaprensa.info

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *